Qué ver en San Petersburgo: ruta hacia el pasado de Rusia.

Después de nuestra primera ruta a pie entre canales, toca sumergirse en el majestuoso pasado de San Petersburgo. Solo necesitas calzado cómodo y agua.

En este segundo post vuelvo a dejarte el mapa con los recorridos a pie que te propongo. Si los sigues te aseguro que te llevarás las mejores fotos y recuerdos de la ciudad. 

¿Quieres saber la forma más barata de visitar el Hermitage? ¿Y cómo organizar tu propio itinerario dentro del museo? ¿Te interesa conocer dónde puedes disfrutar de las mejores vistas de la ciudad por solo 2 euros? En este post encontrarás respuestas a estas preguntas y muchos secretos más.

Plaza de Palacio. San Petersburgo
Plaza de Palacio. Publicada por @evakathim el 18/12/2019

Mapa de San Petersburgo: segunda ruta.

De nuevo puedes abrir el mapa general en este enlace. Podrás activar y desactivar otras rutas:

Mapa de San Petersburgo 2
Ruta a pie 2: ruta hacia el pasado de Rusia.

Ruta a pie 2: hacia el pasado de Rusia.

En la última ruta terminaste en los Campos de Marte. Antes de empezar este segundo trayecto puedes acercarte a ver el jardín Mikhailovsky. Está al sur de los Campos de Marte, cruzando el canal Moika. Aunque veas una verja muy alta, el jardín (o parque) es gratuito.

En este jardín se puede apreciar una mezcla de estilos que evocan a los jardines franceses e ingleses de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Se combina muy bien con la arquitectura del Palacio al que se encuentra vinculado, el Palacio Mikhailovsky, sede de la filial más importante del Museo Estatal Ruso.

En temporada de verano, de mayo a septiembre, está abierto todos los días de 10:00 – 22:00. De octubre a marzo, abre de 10:00 – 20:00. En abril permanece cerrado. Los días de mucho viento también se cierra. 

Ahora sí, puedes empezar la ruta en:

El Palacio de Mármol

Situado entre los Campos de Marte y el río Neva se encuentra este fabuloso palacio de finales del siglo XVIII. Es de estilo neoclásico y fue ordenado construir por Catalina II de Rusia

¿Y por qué se le llama Palacio de Mármol? Porque se emplearon hasta 32 tipos diferentes de mármol para decorarlo, desde mármol blanco de los Urales hasta mármol rosa de Karelia (región al Norte de San Petersburgo).

Palacio de Mármol
Palacio de Mármol desde el río Neva

Durante la etapa soviética fue la sede del Ministerio de Trabajo, academia de la Cultura Material y, hasta la caída de la URSS en 1990, era la filial local del Museo Central de Lenin. Actualmente forma parte del Museo Estatal Ruso y alberga obras de artistas rusos de los siglos XVIII y XIX. 

El Palacio tiene los mismo horarios que el Museo Estatal Ruso. Abren de lunes a domingo de 10:00 a 18:00, excepto los martes que cierran y los jueves que abren de 13:00 a 21:00. El precio de las entradas es de 500 rublos los adultos (7,30 euros) y 250 rublos (3,60 euros) si eres estudiante

Cerca de la entrada encontrarás una estatua ecuestre de Alejandro III, el zar que, entre otras cosas, mandó erigir la Iglesia de la Sangre Derramada.

Estatua Alejandro III. Publicada por @spimun_official el 20/11/2019

Canal de Invierno y Atlantes.

Si dejas el Palacio de Mármol a tu derecha, los Campos de Marte a la espalda y sigues recto por la calle Millionnaya (Миллионная ул.) llegarás a otro puente. Es una de las salidas al gran río Neva. Se llama Canal de Invierno y es por donde salen casi todos los barcos turísticos. 

Dirige tu mirada hacia el río Neva y verás una pasarela que conecta las dos partes del edificio que conforma el Teatro del Hermitage.

Canal de invierno. Publicada por @rfe.rl 15/12/2017 / Publicada por @breykin.a el 02/08/2017

Cerca de este puente verás una de las entradas al Nuevo Hermitage. Este edificio fue construido entre 1842 y 1851 especialmente para dar cabida a la enorme colección de obras del museo. El palacio de Invierno, casi un siglo más antiguo que este, se había quedado pequeño para tanta obra de arte.

Como puedes ver la entrada es espectacular: atlantes de granito gris soportando el pórtico. Las esculturas son obra de Alexander Terebenev.

Entrada al Nuevo Hermitage. Atlantes.

Museo Hermitage.

Desde la entrada del Nuevo Hermitage ya puedes observar parte del Palacio de Invierno, de estilo barroco y edificio más antiguo de los que conforman el Hermitage. Fue construido entre los años 1754 y 1762 por el arquitecto italiano Bartolomeo Francesco Rastrelli. En él han vivido los zares de Rusia hasta su caída en la Revolución Rusa de 1917.

Museo Hermitage
Palacio de Invierno o Museo Hermitage desde el río Neva.

Actualmente es sede del Museo Hermitage. En su interior no solo vas a disfrutar de la suntuosa decoración de sus salones sino también de numerosas obras de arte europeas: Rubens, Rembrandt, Tiziano, Murillo, Picasso, etc. 

¿Cómo organizar tú mismo un tour por el museo?

Ten en cuenta que el Hermitage lo componen 6 edificios y hay más de 3.000.000 de obras expuestas así que te recomiendo centrarte en un estilo o artista para no acabar saturado. A mi, personalmente, me gusta el arte, pero solo podría estar un máximo de 3 horas para disfrutarlo.

¿A qué no sabías que puedes visitar el interior del Museo GRATIS y sin moverte de casa?. Puedes hacer una visita virtual en este link: pincha en “All tours” donde tendrás un listado de las salas y las exposiciones. Pero si estás en la ciudad y quieres visitarlo, esta herramienta es lo mejor para ayudarte a decidir tu ruta en el interior del Museo. Te explico cómo usarla en esta imagen:

Visita virtual Hermitage
Como acceder a la visita virtual

Este enlace del Museo también te ayudará a organizar tu propia visita en función de lo que quieres ver y el tiempo que quieres permanecer.

¿Cual es la forma más barata y más rápida de comprar las entradas?

En la entrada que da a la Plaza de Invierno podrás adquirir los tickets para entrar, tanto en máquina como en taquilla. Normalmente las colas para taquilla son largas en verano porque mucha gente tiene que enseñar documentos para descuentos (rusos) o entrar gratis (pensionistas rusos, estudiantes o niños rusos y extranjeros).

Otra opción es comprar las entradas on-line, pero para extranjeros son más caras: unos 16 euros para 1 día y sólo puedes visitar dos edificios o unos 22 euros para 2 días si quieres visitar los edificios de la Plaza del Palacio, el palacio de Menshikov y el Museo de la Porcelana.

Por tanto, la MEJOR opción, la más rápida y económica, si no eres estudiante o pensionista ruso XD, sería comprarlas el mismo día en las máquinas. Son más baratas: 700 rublos, unos 10,20 euros y además tienes acceso a 5 edificios. Eso sí, vale para un día. Si accedes por la entrada que da a la Plaza del Palacio verás las máquinas al llegar al patio, a la izquierda y a la derecha:

Máquinas tickets Hermitage
La opción más rápida y barata: las máquinas de tickets.

Puedes entrar gratis al museo el tercer jueves de cada mes y el 7 de diciembre. 

El Museo abre todos los días de 10:30 a 18:00 excepto los miércoles que abre de 10:30 a 21:00. Cierra los lunes, el 1 de enero y el 9 de mayo (fiesta de la victoria de Rusia en la II Guerra Mundial).

Plaza del Palacio.

Esta plaza es para San Petersburgo lo que la Puerta del Sol para Madrid. Centro de celebraciones, desfiles y conciertos durante todo el año. Podrás ver la columna de Alejandro I en el centro de la plaza, coronada por un ángel que dicen que se parece a este zar. Fue erigida por el arquitecto Auguste de Montferrand en 1834 para conmemorar las victorias del ejército ruso contra las tropas de Napoleón. 

Columna de Alejandro I
Columna de Alejandro I con el Palacio de Invierno al fondo.

Por cierto, poca gente sabe que el ingeniero que ayudó a Montferrand en esta labor era español, de Tenerife. Se llamaba Agustín de Betancourt. Fue el fundador de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros en Madrid y muy amigo del zar Alejandro I. Este ingeniero español está enterrado en San Petersburgo, en el cementerio Lazarevsky. Sobre su tumba hay una pequeña columna como la de esta plaza. 

Tumba de Agustín de Betancourt
Tumba del ingeniero español Agustín de Betancourt.

El edificio del Estado Mayor está justo enfrente del Hermitage. Parte de él pertenece al museo. Fue diseñado por el italiano Carlo Rossi en el primer tercio del siglo XIX. Llama mucho la atención la cuadriga con la que se conmemoran las victorias contra Napoleón. Este edificio forma parte del museo Hermitage.

Cuadriga edificio Estado Mayor
Cuadriga en el edificio Estado Mayor

Puente del Palacio.

Ahora te recomiendo que vayas hacia la derecha. Hacia el río Neva. Antes de llegar al puente del Palacio cruzarás el jardín del Palacio de Invierno donde podrás descansar si así lo deseas. 

Cuando llegues al puente, no lo cruces. Solo disfruta de las vistas al río Neva y de la orilla contraria. Desde ese lugar verás una torre con una aguja enorme. Pertenece a la fortaleza de San Pedro y San Pablo. Justo el lugar donde se fundó la ciudad, el origen de San Petersburgo. Está incluido en la tercera ruta a pie que te explicaré en el próximo artículo.

Vistas desde el Puente del Palacio
Vistas desde el Puente del Palacio.

Jardines de Aleksandrovskiy y Almirantazgo.

Ahora tienes dos opciones: puedes seguir por el embarcadero o puedes retroceder y acceder a estos jardines desde la entrada que está cerca de la Plaza del Palacio. Para mí, los más bonitos de la ciudad. Fueron inaugurados en 1874.

Puente de Palacio. Embarcadero inglés. Mapa San Peterburgo
Dos opciones para seguir tu ruta.

Si decides bordear el Neva por el embarcadero llegarás a la plaza de los Decembristas.

Si escoges la segunda opción y retrocedes, cuando entres por la parte este de los Jardines, podrás ver una preciosa fuente cerca de la entrada del Almirantazgo. Este fue uno de los primeros astilleros de San Petersburgo. En él se construyó parte de la flota de guerra para luchar contra los suecos a principios del siglo XVIII, en tiempos de Pedro I, fundador de la ciudad. 

Almirantazgo. Fuente
Edificio del Almirantazgo.

Las tres calles más antiguas de la ciudad parten del Almirantazgo: la avenida Nevski, la calle Gorokhivaia y la avenida Voznesensk. Hasta ese punto Pedro I daba importancia a su flota y a estos astilleros. Actualmente este edificio alberga el Alto Mando de la Armada Rusa.

Tres calles antiguas. Almirantazgo.
Las tres calles más antiguas de San Petersburgo parten del Almirantazgo.

En este parque hay muchos memoriales dedicados a destacados científicos, músicos y escritores rusos: desde el poeta ruso Vasily Andreevich Zhukovsky, maestro de Aleksander Pushkin, hasta el geógrafo Nikolái Przewalski. Este importante naturalista y viajero descubrió una raza de caballo mongol que lleva su nombre. A los pies de su busto (muy parecido a Stalin, por cierto) verás un camello. Dicen que si tocas su hocico te dará suerte.

 Nikolai Przewalski.
Busto del geógrafo Nikolai Przewalski.

Plaza de los Decembristas y Jinete de Bronce.

Si continúas de frente llegarás a la plaza de los Decembristas o del Senado. Mismo punto al que llegarías sí hubieras ido por el Embarcadero del Almirantazgo desde el puente del Palacio.

Se llama así por la sublevación de algunos mandatarios del ejército ruso, en contra del régimen absolutista instaurado en Rusia, en el momento del nombramiento de Nicolás I como zar en diciembre de 1825. Finalmente el zar sofocó la rebelión y los generales fueron castigados con la muerte o recluidos en cárceles o campos de trabajo. En 2019 han estrenado una película rusa que cuenta esta historia.

La joya de la plaza es el Jinete de Bronce. Monumento ordenado erigir por Catalina II la Grande en honor de Pedro I. Foto obligada para todo turista que se precie. En la imagen, a la derecha, verás el edificio que alberga la Corte Constitucional de Rusia.

Jinete de bronce
Jinete de Bronce (Pedro I) y a la derecha el edificio de la Corte Constitucional.

Si te apetece navegar por el Neva, justo enfrente del Jinete, podrás encontrar, solo en verano, algunas compañías que ofrecen rutas a precios que rondan entre los 800 (12 euros) y los 1500 rublos (22 euros) , dependiendo de la duración y el trayecto. Una de las más famosas es Neva Travel

Yo te recomiendo que elijas una que ofrezca un recorrido por lo canales y por el Neva, vale mucho la pena.  Te asaltarán muchos trabajadores de estas compañías por la ciudad para venderte el mejor tour en barco. 

Embarcaderos Neva
Uno de los muchos embarcaderos donde podrás coger un barco y recorrer la ciudad.

Catedral de San Isaac.

Desde la escultura del Jinete de Bronce, si das la espalda al Neva, puedes ver la majestuosa cúpula de esta catedral. Uno de los símbolos de San Petersburgo. Dirígete hacia ella, porque será tu siguiente punto en la ruta.

Fue diseñada por el mismo que hizo la columna de Alejandro I, ¿recuerdas?, sí, Auguste Montferrand y en el montaje, de nuevo, su amigo, el ingeniero español Agustín de Betancourt. Se construyó entre los años 1818 y 1858. 

Catedral de San Isaac
Catedral de San Isaac.

No puedes volver de San Petersburgo sin haber subido a su cúpula. Desde allí verás una de las mejores vistas en 360 grados de la ciudad. Al no tener edificios tan altos como en Moscú podrás ver una amplia área sin obstáculos. 

Vistas de San Petersburgo desde la cúpula de la catedral.

La entrada al interior cuesta 350 rublos (5 euros). Pero si solo quieres ver la columnata y subir a la cúpula solo tendrás que pagar 150 rublos (2 euros). Si las compras on-line la entrada a la cúpula y columnata cuesta 50 rublos más cara (200 rublos – 2,90 euros). En mi opinión, se pueden comprar perfectamente en taquilla. No suelen haber grandes colas.

Plaza de San Isaac.

Terminarás tu recorrido en esta plaza. Podrás descansar en sus bancos y realizar una fotos espectaculares de la catedral y su entorno. 

La escultura que se encuentra en el centro es la de Nicolás I, el zar al que quisieron derrocar los decembristas en 1825 por considerarlo un hombre cerrado y autoritario que impediría progresar al país. El canal que circula a su espalda es el Moika.

Si cruzas el puente Azul llegarás al palacio Mariinsky (cuidado, no es el teatro Mariinsky) donde se ubica la Asamblea Legislativa de San Petersburgo. 

Nicolas I
Estatua del zar Nicolas I mirando hacia la Catedral de San Isaac.

Otro de los edificios históricos de esta plaza es el hotel Astoria. Tiene cinco estrellas en lujo y en historia ya que fue inaugurado antes de la Primera Guerra Mundial y pasó de todo entre sus paredes: desde los encuentros amorosos de Rasputín con sus amantes hasta la preparación de un banquete por Hitler para conmemorar la presunta caída de la ciudad a manos de los nazis, cosa que finalmente no sucedió. También sirvió como hospital. 

En sus habitaciones se han hospedado Lenin (que también dió un discurso desde un balcón),  el escritor Mikhail Bulgakov, Madonna, Margaret Thatcher, etc.

Foto Astoria. San Petersrburgo
Hotel Astoria. Foto publicada por @roccofortehotels el 24/10/2019

Puedes terminar tu ruta en la casa donde vivió el escritor Dostoievski entre 1847 y 1849. Está situada en la avenida Voznesensky número 8, dejando la catedral de San Isaac a tu izquierda y cerca de otro famoso hotel, el Angleterre. Verás un memorial sobre la pared de este edificio.

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski
Situación de la casa de Fiódor Dostoyevski e imagen del memorial.

Para comer y descansar cerca de esta zona te recomiendo el restaurante Teplo

Si quieres algo más barato podrás encontrar una “Stolovaya” (comedor tipo buffet de tiempos soviéticos) cerca de esta plaza de San Isaac. 

Para el té o café de después puedes ir al time-café “12 komnat” (12 habitaciones). En él pagarás por el tiempo que permaneces y podrás tomar todo el té y café que quieras. Muy chulo.

Pues eso es todo, que no es poco. Espero que disfrutes de tu ruta hacia el pasado de Rusia. Seguro que no te defraudará. Te llevarás unos recuerdos en forma de imágenes que nunca podrás olvidar. 

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace mucho.travel recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Alejandro García
¡Buenas! Soy Álex y vivo en San Petersburgo desde hace casi dos años. Me enamoré de esta ciudad y de sus gentes desde el primer día, tanto que, de hecho, me terminé emparejando con una local :) Chapurreo ruso y viajo lo que puedo para disfrutar de la historia, tradiciones y comida de este estupendo país.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Qué ver en el Anillo de Oro de Rusia (III): Suzdal. - Mucho travel